Blanqueamiento dental: guía completa para las sonrisas radiantes.

Blanqueamiento dental: guía completa para las sonrisas radiantes.

El blanqueamiento dental es tratamiento cosmético que promete eliminar las manchas y decoloraciones de los dientes, devolviendo un aspecto más brillante y juvenil. Sin embargo, antes de embarcarse en este proceso, es crucial comprender en qué consiste, las precauciones necesarias antes y después del tratamiento, las tecnologías disponibles, las contraindicaciones y los costes asociados.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un procedimiento no invasivo que utiliza agentes blanqueadores para eliminar manchas y decoloraciones en los dientes. Los tratamientos pueden variar en intensidad y duración, pero generalmente implican la aplicación de un gel blanqueador a base de peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida sobre la superficie dental. Este gel actúa penetrando el esmalte y descomponiendo las moléculas de pigmento que causan las manchas.

Precauciones antes y después del tratamiento

Antes de someterse a un blanqueamiento dental es esencial consultar a un dentista para evaluar la salud bucodental y determinar si el paciente es un candidato adecuado. El blanqueamiento se realiza cuando existen buenas condiciones de salud bucodental, por lo que en ocasiones se recomienda una limpieza dental previa o tratar las caries existentes. 

Después del tratamiento, es recomendable evitar el consumo de productos con alta pigmentación durante al menos 48 horas para permitir que el proceso de blanqueamiento se estabilice, ya que durante las horas posteriores al blanqueamiento estos productos penetrarán más fácilmente en los poros del diente provocando nuevas manchas. Algunos de estos productos son: tabaco, café, té, vino tinto o salsa de soja. 

Es necesario tener en cuenta que, habitualmente, después del blanqueamiento dental aumenta la sensibilidad dental al frío durante un par de días aproximadamente.

Tecnologías disponibles: pros y contras de cada una

Existen varias tecnologías para realizar el blanqueamiento dental, cada una con sus propios pros y contras:

Blanqueamiento en consultorio: 

Realizado por un dentista o higienista dental, este método utiliza concentraciones más altas de peróxido de hidrógeno y puede proporcionar resultados inmediatos en una sola sesión. Sin embargo, puede ser más costoso que otros métodos y puede causar sensibilidad dental temporal.

Blanqueamiento con láser o luz LED: 

Esta técnica utiliza una fuente de luz para activar el gel blanqueador, acelerando el proceso de blanqueamiento. Aunque se utiliza para proporcionar resultados rápidos, no está demostrado que la luz mejore significativamente la eficacia del blanqueamiento.

Kits de blanqueamiento para uso en el hogar: 

Estos kits suelen incluir bandejas o férulas personalizadas y un gel blanqueador de concentración más baja. Son más asequibles que los tratamientos en consultorio, pero pueden requerir varias aplicaciones para obtener resultados visibles. El resultado depende en gran medida de la disciplina del paciente (debe seguir fielmente las instrucciones del dentista). Por los resultados y el precio, son nuestra opción más recomendable.

¿Cualquier persona puede realizarse un blanqueamiento dental?

Aunque el blanqueamiento dental es generalmente seguro, no es adecuado para todos. Los pacientes con caries no tratadas, enfermedades periodontales, dientes sensibles o restauraciones dentales visibles, entre otros, pueden no ser candidatos ideales. Además, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben evitar el blanqueamiento dental por precaución. En todo caso hay que consultar a un odontólogo antes de someternos al tratamiento.

Aunque se puede volver a recurrir a un blanqueamiento dental si vuelven a aparecer manchas y decoloraciones en nuestros dientes, no conviene abusar de los blanqueamientos ya que corroen el esmalte. Aunque esta corrosión afecta a una fina capa exterior, la acumulación de blanqueamientos a lo largo del tiempo puede provocar una corrosión significativa. 

Precios habituales de blanqueamiento dental

Los precios suelen variar dependiendo de la técnica utilizada y la marca del kit blanqueador. En general, un kit de blanqueamiento dental en Murcia para aplicación en el hogar suele costar alrededor de 200€; los tratamientos en consulta y con láser/LED pueden costar cerca del doble.

En resumen, el blanqueamiento dental puede ser una forma efectiva de mejorar la apariencia de la sonrisa, pero es importante entender los riesgos y precauciones asociados. Consultar a un dentista y seguir las recomendaciones antes y después del tratamiento puede ayudar a garantizar resultados satisfactorios y una experiencia segura.

Pide tu cita ahora y luce una sonrisa radiante.

Añadir comentario

Abrir chat
¿Hablamos por Whatsapp?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?